Mito o realidad: ¿Duele el tratamiento de conducto?

Existe la creencia popular de que el tratamiento de conducto es muy doloroso. La explicación a esto es que el tratamiento de conducto en sí no es el que duele, si no que la misma infección al interior del diente. Justamente la endodoncia se realiza para eliminar por completo esa infección y ese dolor tan desagradable. 

Algunas veces se pueden sentir molestias durante el procedimiento, debido a que la misma infección no permite que la anestesia haga su efecto por completo.  ¡No hay que temer! Esto se puede resolver fácilmente reforzando con más anestesia o usando otra técnica. Es crucial el manejo del especialista para resolver este tipo de inconvenientes y llevar a cabo una sesión sin dolor.

ienda un control dental cada 6 meses, pero siempre dependerá del riesgo de desarrollar las diversas enfermedades bucales.

Comparte esto

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Ir arriba