¿Qué es una carilla dental?

La finalidad de las carillas dentales es devolver la estética y para ello existen dos tipos: carillas indirectas (uso de laboratorio) y directas (composite o resina). 

Las carillas dentales indirectas son finas láminas de porcelana elaboradas por un laboratorioy se pegan en la superficie externa de un diente con la superficie dañada, fracturada, con cambio de color o con alguna alteración en su forma. 

Cuando el grado de destrucción del diente es menor, la alternativa es realizar una carilla directa de resina compuesta o composite sobre la superficie dental afectada. En este caso será directamente el rehabilitador quien tendrá la habilidad de reconstruir el diente con la forma y color correspondientes.   

Para estos tratamientos estéticos se puede realizar un prototipo o mock up, cuyo objetivo es que el paciente pueda ver futuros resultados del procedimiento antes de realizar el tratamiento, de tal manera que el paciente pueda involucrarse en la planificación en cuanto a tamaño, color y forma de su futura sonrisa.

Comparte esto

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Ir arriba