¿Qué es una incrustación?

Una incrustación es un tipo de restauración parcial de porcelana o cerómero que está indicada en dientes posteriores (molares y premolares) cuando la pérdida de estructura dentaria es extensa. En palabras simples, es una tapadura grande hecha en laboratorio. Cuando las cavidades son muy extensas, no se aconseja realizar una obturación convencional de resina debido a que existe riesgo de fractura y de desajustes. La incrustación es más resistente, da mejor ajuste y contornos, consigue una reconstrucción del diente más exacta y logra un buen punto de contacto en casos más difíciles.

Comparte esto

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Ir arriba