¿Qué hacer en caso de dolor de muela o diente?

Si el dolor es espontáneo, agudo, intenso y aumenta en las noches, es recomendable visitar de forma urgente al odontólogo, ya que es una clara señal de que algo no anda bien con el nervio de la pieza dentaria, y es probable que se tenga que realizar un procedimiento para aliviar el dolor (abrir, limpiar y desinfectar el diente), y recetar antiinflamatorios, analgésicos y a veces antibióticos, según el caso y el criterio del dentista. 

Siempre debemos poner atención a los dolores espontáneos  que se produzcan sin ningún estímulo, o dolores provocados que permanezcan en el tiempo una vez removido el estímulo (ejemplo: tomar agua con hielo, sentir dolor y que éste no ceda una vez que se tragó el agua), ya que son un indicador de que la pieza dental necesita un tratamiento de conducto.

Comparte esto

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Ir arriba